Show Pocoyó y sus amigos. Madrid

Se acercan días de Otoño y los planes para niños se modifican un poco. Os traemos un plan para niños en Madrid: El Show de Pocoyó y sus amigos.

La varita de mami ha estado en el espectáculo el Show de Pocoyó y sus amigos en el Teatro Gran Vía y os vamos a contar nuestra experiencia.

Decidimos llevar a Hugo de dos años a ver a su amigo Pocoyó, encontrar alguna obra o musical de los "ídolos" de los pequeños no es fácil, por lo que pensamos que llevarle a ver a Pato, Pocoyo, Eli, Lula, Pulpo y Pajaroto  les encantaría.

Antes de decidirme en  ir a ver una obra, me gusta leer las opiniones de los demás, si bien de niños pequeños tampoco hay tanto variedad como un espectáculo de adulto. Las críticas leídas, no eran del todo buenas, como considero que para gustos colores y que las opiniones son todas respetables, decidimos juzgar por nosotros mismos.

Cuando acudimos a una obra de teatro con niños, debemos de ser conscientes que pueden encontrarse dos visiones muy diferentes: la del niño y la del adulto. Los niños son un público exigente y creo que no les gusta cualquier cosa, sobre todo si son como mis hijos, que desde pequeños han estado acostumbrados a ver muchas obras de teatro diferentes.

Partiendo de esa base, creo que a Hugo de 2 años, le gusto ver a Pocoyó y a sus amigos subido a un escenario:cantando, bailando y jugando con el público.

La varita de mami desde la visión del adulto, considera que el show de Pocoyó y sus amigos, tiene realismo en sus muñecos, encontrar un musical de Pocoyó es complicado y en ese sentido me parece que han sabido aprovechar el tirón del personaje infantil.

El musical repasa las principales canciones de la serie y le da  protagonismo a cada uno de sus muñecos, aunque la puesta en escena me pareció un poco pobre.  Hace participe a los niños en determinadas partes de la obra y eso siempre les gusta y funciona de forma positiva.

Una niña acompaña a Pocoyó y a sus amigos durante la obra, considero que ese fue el aspecto que menos me gustó. La voz no siempre se oía bien y creo que se podrían haber esmerado un poco más en el personaje.

La duración fue de 50 minutos un tiempo "correcto". El  precio pagado por las entradas me pareció excesivo para lo ofrecido, considerando que los niños de una año pagan como un niño más.

Si a vuestros hijos les gusta Pocoyó, el musical les gustará seguro, como al mío le encanto. Considero que el Show de Pocoyó está enfocado para niños de dos años en adelante.

pocoyo

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario